La cruel realidad tras las obras

 

Susana y los viejos es el primer cuadro de Artemisia Gentileschi. Fue realizado en 1610 y se trata de una pintura al óleo sobre lienzo, con 170cm de alto y 121cm de ancho. Con esta obra nuestra artista ya ha finalizado su aprendizaje y demuestra ya una calidad de pintora consagrada. Tal es así, que durante mucho tiempo se atribuyó la obra a su padre. Es inevitable comparar el cuadro con otro Susana y los viejos, que realizó la misma artista en 1649 y que se conserva actualmente en la Galería Morava de Brno, en la República Checa. Este lie425px-susannanzo, ofrece un gran testimonio del último período de la larga carrera artística de Artemisia, la del definitivo establecimiento en Nápoles después del paréntesis en Londres.

Del mismo modo, y aunque no lo parezca a simple vista, la obra de 1610 también se entrelaza con la biografía de nuestra artista de forma trágica. Violada por su profesor de dibujo, fue sometida a juicio público y torturada para demostrar que su acusación era verdadera. La historia de Susana es la de una mujer joven que comienza a bañarse y entonces es sorprendida por unos viejo ricos, éstos le hacen proposiciones deshonestas utilizando argumentos económicos y de poder, que la muchacha rechaza. El tema, por tanto, es el del acoso y la agresión sexual. Vemos como a través de la figura de Susana, casi se cuenta la propia historia de Artemisia. Además, es muy interesante como utiliza el desnudo con la intención de representar la pureza e inocencia de la joven Susana.

Tassi la violó en 1612. Al principio, él prometió salvar su reputación casándose con ella, pero más tarde renegó de su promesa, pues ya estaba casado, y Orazio Gentileschi lo denunció ante el tribunal papal. La instrucción, que duró siete meses, permitió descubrir que Tassi había planeado asesinar a su esposa, cometió incesto con su cuñada y había querido robar ciertas pinturas de Orazio.

Este es el testimonio de Artemisia en el proceso, según los documentos de la época:

“Cerró la habitación con llave y una vez cerrada me lanzó sobre un lado de la cama dándome con una mano en el pecho, me metió una rodilla entre los muslos para que no pudiera cerrarlos, y alzándome las ropas, que le costó mucho hacerlo, me metió una mano con un pañuelo en la garganta y boca para que no pudiera gritar y habiendo hecho esto metió las dos rodillas entre mis piernas y apuntando con su miembro a mi naturaleza comenzó a empujar y lo metió dentro. Y le arañé la cara y le tiré de los pelos y antes de que pusiera dentro de mi el miembro, se lo agarré y le arranqué un trozo de carne”

La pintura Judith decapitando a Holocropped-artemisia_gentileschi_-_giuditta_decapita_oloferne_-_google_art_project1.jpgfernes, fechada en 1613, se entiende como un deseo de venganza respecto a la violación que ella había sufrido. Y de este modo impactante es como la vida de nuestra artista se enmarca dentro de dos de sus obras más increíbles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s